Ricardo Sánchez

De profesión afortunado. Tengo la suerte de dedicarme a la magia en todas sus vertientes. Dirijo la tienda de magia más antigua de Madrid, una editorial de magia (Mystica) e imparto clases, seminarios y asesorías, además de actuar y gozar cada segundo de ensayo y lectura.
 
Nada me gusta más que la labor divulgativa en la magia (bueno, sí, hacer magia… pero se sobre entiende). Hago magia de todo tipo pero siempre termino cayendo en mis áreas favoritas, la magia de cerca y el mentalismo.